Buscar en este sitio
 
Astronomía desde el Hemisferio Sur para todos
INICIO
CONTACTESE
lunes 20 de noviembre de 2017 
Secciones
Servicios
 
Taller
 
Multimedia
 
Consejos
Herramientas
Eventos
Archivos
 
Ayuda
 
 
 >> ARCHIVOS CIELOSUR
 Notas Anteriores

 


Estupenda foto del Hotel Valle Grande rodeado de montañas que forman una barrera contra cualquier posible invasión de polución.(Foto: At. Dr. García).

Qué se está haciendo en el Sur mendocino:

Actividad en Valle Grande y el Observatorio B-612

Por: Silvia Smith

 

 

Cuando estuve en la provincia de Mendoza, en mis viajes anuales a esta maravillosa provincia, me impactó la gran actividad astronómica que se desarrolla en el sur mendocino, San Rafael, Rama Caída y Malargüe, donde se encuentra el Observatorio de rayos cósmicos Pierre Auger, un proyecto científico internacional para descubrir el origen de los rayos cósmicos de ultra-alta energía. Lamentablemente, no es mucha la información que podemos leer sobre las actividades científicas y de divulgación que se llevan a cabo en estos sitios, es por esto, que en esas ocasiones en las cuales se tiene la oportunidad de conocer, ver, y leer sobre la magnífica tarea que se desarrolla en estos sitios, no se puede evitar desear compartirla. El fin de esta nota, es hacer conocer a los amigos que nos visitan en Cielo Sur, la gran cantidad de actividades que se llevan a cabo en este espléndido rincón de nuestra República Argentina.

El Dr. Jaime R. García y su hijo, Federico García, desarrollan una intensa tarea difusora en Rama Caída, San Rafael y en el Hotel & Resort Valle Grande, donde se encuentra apostado un telescopio reflector de 200 mm que hace las delicias de quienes visitan Valle Grande, su cielo, es increíble, de una transparencia extraordinaria, donde las luces y la industria, no han avasallado esta pertenencia de todos: el cielo, el cielo a lo grande.

Imagen izquierda, magnífica toma de la zona que comprende el Saco de Carbón, la Cruz del Sur, Musca, Eta Carinae y otras bellezas de este cielo impecable. A la derecha: Una toma del planeta Júpiter hecha por un turista, Claudio Low Tanne, con una cámara digital apoyada en el ocular del telescopio, realizó estas imágenes de la Luna y de Júpiter, en el Hotel, utilizando el telescopio de 200 mm.


El Hotel & Resort Valle Grande ha inaugurado, el 9 de marzo de 2002, un observatorio astronómico al que denominó B-612, en homenaje a Antoine de Saint Exupery, quien se inspirara en el sur mendocino para escribir su afamada obra "Tierra de Hombres".

En su oportunidad, el renombrado diario "Los Andes" de Mendoza, publicó una extensa nota sobre el tema, ya que este emprendimiento, es pionero en nuestro país, experiencias similares, se llevaron a cabo en otros países. Fue el propietario del hotel, Carlos Sabbadini, quien compró los equipos en Buenos Aires y lo bautizó como "B-612", haciendo referencia al asteroide donde nació "El Principito", personaje creado por Saint Exupèry.


Imagen superior: El Dr. García y el telescopio Hokken apostado en la terraza del hotel Valle Grande. Imagen inferior: El Dr. García y su hijo Federico haciendo pruebas en las instalaciones del observatorio B-612 del hotel Valle Grande. (Fotos: Alejandro Andrés).

Esta propuesta de turismo científico, en una provincia donde el turismo internacional tiene una gran preponderancia, es de un gran valor.

Según cuenta el Dr. García, la idea original de realizar observaciones astronómicas en el hotel, surgió de Pablo Perriello, propietario de Saint Joseph Tours, en 1997. En un principio se utilizaba un telescopio portátil que se llevaba hasta el Hotel, pero esto, no era muy cómodo.

El Dr. García y su hijo Federico, acompañan a gran cantidad de turistas en un tourt por el cielo sanrafelino que no tiene desperdicio, identificar las constelaciones, ver a pleno la Vía Láctea, observar cómo va cambiando el cielo a medida que unas constelaciones se ponen y otras asoman, poder apreciar en esta época veraniega, donde las noches cálidas se prestan para estar en la terraza del hotel al aire libre observando, los planetas más vistosos, Saturno con sus magníficos anillos que se muestran maravillosos en esta temporada por su posición y el gigante gaseoso Júpiter, el cual, noche a noche, nos muestra diferentes posiciones de sus conocidos cuatro satélites galileanos, a veces, se tiene la estupenda oportunidad de ver un ocultamiento o el paso de uno de ellos por delante del planeta.

El Hotel Valle Grande, se encuentra enclavado en el Cañón del Río Atuel, un lugar de impresionante belleza, frente a la presa hidroeléctrica de Valle Grande. Este lugar, tiene condiciones muy particulares para la observación, su cielo transparente y su estabilidad atmosférica, permiten observar detalles ya imposibles de observar en las ciudades, donde gran cantidad de estrellas "mueren" día a día bajo las condiciones que exige una sociedad que hace oídos sordos al cuidado de los cielos, entre las luces mal instaladas, la enorme contaminación por gases y residuos industriales, nos roban día a día, un poco más de las maravillas del cielo.

La actividad consiste en una charla bajo el oscuro cielo, donde se brinda, al turista, una detallada explicación del cielo para orientarse y descubrir los fascinantes conocimientos que provienen de nuestros ancestros, así como los últimos descubrimientos de la ciencia del cielo. La charla es apoyada por un programa planetario de computadora, que permite ver lo que unos segundos después se podrá observar en el telescopio, con los ojos. Esta visión de nuestros cielos fascina a los turistas de nuestro país y países limítrofes y más aún, aquellos que vienen del hemisferio norte, quedan pasmados ante la imponencia de los cielos sureños, son tantas las bellezas que tiene esta parte del cielo, que no solo nos apabulla, sino, que emociona, emoción que deja escapar también suspiros de admiración ante el descubrimiento de cúmulos abiertos, cerrados, nebulosas espléndidas que se han perdido en los cielos ciudadanos.


Imagen superior: Parte del público asistente a las noches de observación en Valle Grande. (Foto; Gentileza Dr. Jaime R. García).

Todas las noches, algo nuevo, diferente, se presenta inquietando nuestros ojos y mentes, que luego recurrirán a los libros para ahondar en la información que ya ampliamente se nos ha brindado, nuevos observadores nacerán de estas noches junto a estos magníficos divulgadores científicos, que brindan generosamente sus conocimientos a quienes los requieren.

Agradecimiento información y fotografías:

Dr. Jaime García, Instituto Copérnico, Rama Caída.
Diario Los Andes, ciudad de Mendoza.
Hotel & Resort Valle Grande, Valle del Atuel.
Fotos:
Dr. Jaime García/Federico García.
Alejandro Andrés.
Claudio Low Tanne.

 

 

 
 
arriba