Buscar en este sitio
 
Astronomía desde el Hemisferio Sur para todos
INICIO
CONTACTESE
lunes 25 de septiembre de 2017 
Secciones
Servicios
 
Taller
 
Multimedia
 
Consejos
Herramientas
Eventos
Archivos
 
Ayuda
 
 
 >> ARCHIVOS CIELOSUR
 Notas Anteriores


Complejo Educativo-Demostrativo de las ciencias de la Tierra y del Espacio en la ciudad de Trelew,
Provincia de Chubut
Dirección técnico científica: Lic. Luis C. Martorelli - L.O.C.E UNLP
Proyecto: Dirección de Arquitectura. Municipalidad de Trelew

Por: Lic. Luis César Martorelli

Hacia fines de 1997 y principios de 1998, se encaró un estudio de prefactibilidad en la ciudad de Trelew en Chubut, en la Patagonia Argentina, con vistas a la instalación de un complejo, de ciencias de la Tierra y del Espacio. Esto tiene que ver con la idea del grupo que nos convocó y que trabajó con nosotros hasta consolidar la idea de instalar un complejo que trabaje en turismo y en educación, aplicando la difusión de la astronomía y de las ciencias de la Tierra, es decir la geofísica y la geología.

La idea es instalar una serie de elementos técnicos que hacen a la observación del cielo y a la difusión de los conocimientos que tenemos del él, asi como todos los temas referentes a la meteorología, la climatología y la geología de la Patagonia. El complejo en si, fue aprobado por la intendencia de Trelew en 1998 y hoy se encuentra en construcción.

Es importante lo que sucedió en Trelew porque esta ciudad de solo 100.000 habitantes, ubicada sobre la costa y en una zona turística relacionada a las ballenas, pingüinos, dinosaurios, etc., con una gran atracción por la naturaleza, donde existe también, un museo paleontológico de primer nivel en América, con todo lo que significan muestras de restos fósiles del lugar, y gracias a la existencia por parte de la Intendencia de Trelew, de la convicción sobre la importancia de observar el cielo, sumado al hecho de la existencia de la estación geomagnética que depende del Observatorio de La Plata, cuyo personal, conversando con la gente de la Intendencia, llegaron a la conclusión de que los chicos y el turismo de la región tenían que tener un telescopio.

Con el tiempo, la idea del telescopio se fue transformando en una idea mas compleja y hoy nuestro proyecto tiene que ver con la geología, la física y con toda la planetología comparada, es decir la geología de los planetas y la de la Patagonia. Por otra parte el lugar es una zona de observación muy interesante ya que los cielos de la Patagonia son muy limpios. Con todas estas características propias, tratamos de combinar los factores, para mostrar a nuestra sociedad y al turista internacional, que los cielos patagónicos son excelentes, existiendo toda una historia desconocida sobre el hombre antiguo observando esos cielos. Es asi que hemos desarrollado la idea de transmitir estos conocimientos a través de un planetario y un telescopio.

El complejo consta de un planetario de última tecnología, marca GOTO Optical MFG., clasificado como del tipo, tercer nivel, con una amplia gama de prestaciones, siendo el objeto que mas llama la atención, si bien es un instrumento pequeño, pudiendo albergar a unas 100 personas, el proyecto también incluye un telescopio automatizado Meade de 40 cm, con todos sus periféricos, cámara CCD, oculares de distintos campos, computadoras, de forma que todas las imágenes obtenidas, sean proyectadas en pantalla en una de las salas especiales que se encuentra en el piso inferior. También se colocará un telescopio para la observación del Sol, de 20 cm de diámetro, ubicado en las terrazas, con un cobertizo de protección.

La cúpula que alberga al telescopio principal tiene un diámetro de 4 metros, el planetario una de 10 metros, siendo ya un punto de atracción el verlos a la distancia.

También se incluye una estación meteorológica automatizada, cumpliendo las funciones claras de recabar datos y darlos a la comunidad -que tanto los necesita- en temas como la agricultura y la economía regional y por otro lado el hecho de tener una estación que transmite datos, generados a tiempo real, (cabe recordar que esta zona tiene vientos de mas de 100 Km por hora), y el poder registrarlos y exponerlos a los visitantes es un atractivo interesante. El complejo consta además de 2 salas para conferencias y una dedicada a planetología comparada. En una de esas salas, diseñaremos el lugar para tener la geología de la Patagonia y la geología de los planetas, comparaciones de volcanes, valles, estratos, siendo muy importante para exponer a los turistas que desconocen nuestra región y sumando el material sobre el sistema solar para los niños y los maestros en ciclos del EGB. Quedan para el futuro una serie de prestaciones que tienen que ver con otros instrumentos científicos como el GPS y telescopios mas grandes, pero la base hoy es el turismo y la educación.

La idea es tener completo y terminado todo el complejo en 1 año, descartando la posibilidad de hacerlo por módulos, sobre la base de que una visita al complejo de un contingente de 40 alumnos o turistas se realice en hora y media o dos horas como mucho, recorriendo absolutamente todos los estratos de la astronomía y de la geofísica y para esto es necesario tanto el telescopio como sus salas anexas.

Durante los 5 meses de estudio en la zona evaluamos 5 lugares distintos para poder instalar el complejo y ya que la unidad ejecutora no estaba integrada solo por astrónomos, sino que participaba gente relacionada al periodismo, la arquitectura, aquellos dedicados a la integración al medio social, la geofísica propiamente dicha y otros, determinamos un sitio que no persiga la observación astronómica con telescopios grandes, en condiciones ideales, con objetivos científicos, de ser así hubiésemos elegido otro lugar, éste se encuentra enfrentado a la ciudad, en una barda, frente a una laguna que rodea a un sector de la ciudad, pero debido a los objetivos planteados, el sitio elegido está integrado al eje socio-cultural de la ciudad, estando muy cerca del museo paleontológico y de la universidad, asi como de otra serie de sectores arquitectónicos y turísticos que la Intendencia planea construir, con vistas a estar integrados al planetario y al complejo.

Es asi que durante las tareas de estudio preliminar, nos dimos cuenta que la observación con el telescopio mermaría en este sitio en 1 o 2 magnitudes, pero lo importante es recordar que no pretendemos hacer ciencia, sino educar y difundir estos conocimientos. Durante el estudio de factibilidad, se desarrollaron 3 proyectos, uno de máxima, uno de media y uno de mínima, y finalmente conversando con las autoridades de la Intendencia y de economía, se resolvió por el de media, contando con un presupuesto de un millón de dólares para la obra civil y otro millón para los instrumentos a instalar.

En la actualidad nuestro país tiene la ventaja de tener mucha ciencia y de haber sido el primero en el mundo en hacer ciencia en el hemisferio sur, con los grandes observatorios de La Plata, Córdoba y San Juan, con científicos de primer nivel en el mundo, gracias a su producción científica, pero somos el cuarto país en América Latina de aquellos que difunden estas cuestiones en la sociedad, ya que Brasil, Chile y Ecuador nos han superado. Existen aún muy buenos sitios para desarrollar estos emprendimientos, con lugares como Mendoza, Tucumán, la misma ciudad de La Plata o Salta y otros mas en la zona de la mesopotamia, si bien es cierto que está Rosario, con un planetario y un observatorio, es decir que la población y ciertos lugares de la Argentina en si, tienen muy buenos sitios y necesidades para desarrollar estos proyectos y recordemos que Trelew podrá desde Bahía Blanca hasta Usuhaia, transmitir todos los conocimientos modernos de las ciencias de la Tierra y del espacio a casi medio millón de personas por año.

Sería realmente interesante que en otros lugares del país y del mundo, ejemplos políticos que manejan la educación, la ciencia y la economía, tomen conciencia de que hacer ciencia, también es difundirla.

 

 

 

 
 
arriba