Volver
Astronomía desde el Hemisferio Sur para todos
jueves 29 de febrero de 2024 

Tiempo de lectura:  2:58 min

Súbito incremento de la actividad solar

por Antonio Sánchez Ibarra, Área de Astronomía - Universidad de Sonora (México)

A pesar de encontrarse próximo a la mínima actividad dentro del ciclo de 11 años de manchas solares, el Sol ha presentado un súbito incremento de tormentas solares desde hace 48 horas.

El pasado 7 de septiembre, una tormenta solar, técnicamente llamada ráfaga, fue producida en el limbo sureste del Sol por un gran grupo de manchas solares que aún no se encontraba a la vista de la Tierra y que por la rotación del Sol, fue visible apenas el día de ayer.

Tal tormenta fue clasificada en nivel X17. Esto significa que la temperatura alcanzada durante algunos instantes en el máximo de la tormenta, pudo ser del orden de varios millones de grados. Como efecto de la tormenta se presentaron prominencias eruptivas y expulsión de masa coronal.

La región de manchas solares que produce esta actividad, ya es perfectamente visible en el limbo sureste del Sol. Tiene la clasificación con el número 798 de NOAA (National Oceanic and Atmospheric Administration) y es lo que se conoce como un grupo tipo "delta", muy compacto, con mezcla de polaridad magnética propicia para estar generando ráfagas de gran intensidad.

Si bien la tormenta del pasado 7 de septiembre no alcanzó a nuestro planeta, en las últimas 48 horas se han presentado cuatro mas y tres de ellas en nivel de rayos X. La última ocurrida sucedió a las 02:59 horas de esta madrugada y fue nivel X3.6

El torrente de partículas expulsadas durante las ráfagas, conforme la región de manchas gira con el Sol, ya tiene efecto hacia la Tierra especialmente provocando interferencia en las comunicaciones, auroras, problemas para la telefonía celular, alteración del campo magnético terrestre y posibles daños a satélites en órbita de la Tierra.

De acuerdo a especialistas de NOAA, próximas tormentas pueden interferir en las comunicaciones durante las labores de rescate que se realizan en Nueva Orleans.

Este tipo de grupo de manchas solares y tormentas ya pueden considerarse fuera de contexto en el momento presente del ciclo solar. El mínimo de actividad del ciclo 23 de manchas solares se espera entre 2006 y 2007, por lo que nos encontraríamos como máximo a dos años del mismo.

Una inspección del nivel de ráfagas realizado sobre el ciclo anterior, el 22 que llegó a su mínimo en 1996, revela que los tres años previos no se presentaron ráfagas en nivel de rayos X.

La Estación de Observación Solar, EOS, del Área de Astronomía, mantiene un monitoreo de esta actividad y se mantiene en alerta para reportar dentro de la red internacional de observación Maximum Millenium si se producen otras tormentas dentro del rango de observación de 09 a 14 horas. La observación desde la EOS se transmite en vivo por Internet en ASTRO-USON WebTV Observación (http://cosmos.astro.uson.mx/webtv/index.htm). El Sol se presenta con tonalidad roja por el filtro de Hidrógeno que se utiliza.

También en la pagina principal del Área de Astronomía se presenta tanto el nivel de actividad de ráfagas como del campo geomagnético. Fuera de los efectos mencionados, no hay riesgo para la salud, para el clima u otros efectos.

Imagen del Sol obtenida desde la Estación de Observación Solar a las 11 hrs. del viernes 9 de septiembre (18 UTC) por Mariana Lyubarets en http://cosmos.astro.uson.mx/notas/050909.htm

 

Agregar a Favoritos
Imprimir
Re-Enviar

Suscripción a Boletín Semanal

Para Medios de Comunicación

  Envíenos sus sugerencias y comentarios

Comunicarse con
el Editor