Quién fue Charles Messier

 

Por: Silvia Smith

 

Charles Messier, famoso astrónomo francés nacido en Badouville, en la región de Lorena, en 1730 y fallecido en París en 1817. Era hijo e una familia reconocida aunque de no grandes recursos. Quedó huérfano a los 21 años, así fue que se marchó a París buscando nuevos horizontes. Era un muy habilidoso dibujante, así fue que en esto basó su búsqueda de un medio que le permitiera vivir.

Dedicado así al dibujo, fue contratado por el astrónomo real Joseph Nicolas Delisle para realizar un mapa de la Gran Muralla China. Dado que los mapas celestes requieren de gran precisión tanto en el trazo como en la posición de los astros, ésta, parece ser la forma de cómo Messier llega a la astronomía, ya que Delisle, lo llevó a trabajar con el al pequeño observatorio de la Marina Real (previo paso por el Colegio de Francia, donde Delisle tenía su despacho así como sus instrumentos), que se encontraba por ese entonces en la torre del Hotel Cluny en París.

Sin tener conocimientos previos de astronomía, Messier, que poseía una excelente vista, se convierte en un gran observador, sobre todo, su gran pasión llegaron a ser los cometas. Descubrió 21 cometas, y redescubrió 50. Su primer cometa descubierto fue en el año 1758.

Así, en la búsqueda de estos objetos, es como comienza a toparse con otros que podían llevar a confundirse con posibles cometas: Las nebulosas. Sumemos a esto, la precariedad de los instrumentos de esa época, la luminosidad de sus lentes se veía afectada por muchos defectos, entre ellos, el tallado de los cristales ópticos. Dado este problema, el escaso poder de resolución del instrumento, solía encontrarse a menudo con objetos aparentemente nebulosos, cuando en la actualidad podemos observar muy bien cúmulos y agrupamientos estelares. De este modo, Messier, comienza a clasificar estos objetos, para evitar posteriores confusiones.

Entre los condicionamientos de la época para la observación, no olvidemos mencionar, que en los observatorios astronómicos de esa época (fines del siglo XVIII) el tiempo se medía con un reloj de péndulo; los movimientos de los telescopios eran manuales, y la observación se hacía a través de ventanales.

El primer catálogo de Messier, se divulgó en 1771 en la publicación francesa Mémoires de L'Académie Royale des Sciences, éste, contenía la posición y descripción de 45 objetos de esta naturaleza.

Años después, Messier descubrió muchas otras "nebulosas", y así publica un catálogo de 58 nuevos objetos que se añaden a los anteriores 45. Estos últimos objetos se publicaron en la Connaissance des Temps en el año 1784. Pierre Méchain que era astrónomo del Real Observatorio de París, colaboró con el en esta segunda parte. Así es como el catálogo alcanza los 103 objetos.

Algunos de los objetos del catálogo de Charles Messier, llaman nuestra atención, como la inclusión de las famosas Pléyades en el mismo. Según Alan Mac Robert, Messier las incluyó porque cuando éstas se observan cerca del horizonte, pueden confundirse con un cuerpo difuso. De cualquier modo que se interprete este entusiasmo de Messier en la búsqueda de catalogar objetos difusos, el resultado es este magnífico catálogo de objetos, de los cuales, difícilmente logremos esquivar la fascinación que produce la búsqueda y ubicación de los mismos en el cielo.

A estos 103 objetos del catálogo, se añadieron otros siete objetos cuando en la década de 1960 se descubrió una carta de Méchain en el almanaque del observatorio de Berlín del año 1786, en la que constaban estos nuevos objetos nebulosos.

En general, a Charles Messier, se le atribuyen 55 a 58 de los objetos descubiertos, a Méchain 22, y otros 30 a 32 objetos a astrónomos anteriores, o de lo contrario, eran objetos conocidos desde siempre.

Muchos de estos objetos que fueron clasificados en su oportunidad como manchas irregulares, ahora podemos resolverlo en estrellas o galaxias. En su catálogo se pueden discernir 39 galaxias, 29 cúmulos globulares, 27 cúmulos abiertos, 4 nebulosas planetarias, 1 estrella doble, 1 nube galáctica, 1 asterismo y 1 objeto discutible (M102).